Templo de Asclepio

Dedicado a nada menos que el dios de la medicina, este monumento es tan importante como desconocido. Pero por favor: Tú no te olvides de visitar el templo de Asclepio cuando entres en la Acrópolis de Atenas. Estamos hablando de una época en la que no existía la medicina como tal, de manera que este ser de la mitología griega era su única salvación… 

¡Hola viajer@! Soy guía turístico en Atenas y te doy la bienvenida a este blog especializado. ¿Te interesa el templo de Asclepio? Eso espero jeje, ya que voy a contarte TODO lo que necesitas saber acerca de él (más alguna que otra curiosidad)  😉

historia y definicion del templo de Asclepio en Grecia
La reconstrucción del Templo de Asclepio (en Atenas) a partir de los restos encontrados en el siglo XX

Nota: Este artículo forma parte de la visita virtual de la Acrópolis de Atenas que ofrecemos en nuestra web. Si no sabes de lo que te hablo y/o quieres averiguarlo TODO acerca de este recinto sagrado (incluyendo el Partenón, Erecteion, Propileos…), te recomiendo visitar la página principal.

El templo de Asclepio está situado en la ladera sur de la Acrópolis de Atenas, al lado del teatro de Dionisio. Esto es importante ya que muchas veces pasa desapercibido… Vamos a ver por qué este templo, y su dios, son tan importantes 🙂

Historia del templo de Asclepio

En la antigua Grecia la curación era considerada como algo sobrenatural, por eso los “médicos” que las trataban eran los propios sacerdotes. Según la mitología griega, las enfermedades eran enviadas por sus dioses, mientras que eran ellos también los que tenían el poder de curarlas.

Es en este contexto (siglo V a.C.) cuando los lugares como el templo de Asclepio en Atenas cobran tanta importancia, llegando incluso a existir 400 Asclepion distintos (cuya traducción sería algo asi como «hogar de Asclepio»). Otros templos o santuarios muy conocidos son los de Epidauro, Cos, Pérgamo… siendo el más importante de todos el santuario de Asclepio situado en Epidauro.

Deja que te cuente cómo funcionaban estos “hospitales” tan especiales, existían 3 partes diferentes:

Pero ¿cuál era el proceso del paciente dentro del templo de asclepio?

Primeramente se purificaba al paciente mediante baños, masajes, ayunos e incluso sacrificios de animales. Esta ceremonia podía durar días, después de la cual el paciente era llevada a la sala de incubación, donde ocurriría el “milagro”:

La clave para la sanación estaba en el sueño, dado que este era el momento en que el enfermo entraba en contacto con con el dios: Asclepio se le aparecía en sus sueños y curaría la enfermedad con su poder, además de sugerirle un tratamiento posterior (dietas, ejercicio, vida sana…). 🙂

Existen todo tipo de testimonios muy interesantes, en los que los antiguos helenos aseguran haber visto al dios en sus sueños y haber sentido una curación instantánea. Uno que me llamó mucho la atención es la de una mujer que decía haberse quedado embarazada después de que un hombre joven, supuestamente la personificación de Asclepio, le tocará el vientre durante el proceso de incubación (mientras dormía).

Yo creo que tan importante como el templo de Asclepio es precisamente el propio dios al que está dedicado, deja que te cuente acerca de este curioso ser:

El mito de Asclepio

estatua de asclepios en el templo de Asclepeion en grecia

Según la mitología griega, Asclepio era hijo del todopoderoso Apolo (dios del Olimpo) y la hermosísima Coronis (una mortal de la antigua ciudad de Tesalia). Esta mujer se había quedado embarazada entregándose al sol, ya que Apolo era el dios del sol y la luz.

Estando aún embarazada, Coronis se casa con otro hombre, algo que enfurece tanto al dios que finalmente decide asesinarlo. Mientras que su hermana Artemisa – Sí, Apolo era el hermano de la diosa de la caza – se encarga de matar a su nueva mujer.

¿Entonces qué pasa con Asclepio?

Tranquilo, no te preocupes, estas cosas son normales en la mitología griega jeje.

Apolo consigue sacar a Asclepio del vientre de su difunta madre y le entrega el bebé al centauro Quirón (un babysitter genial), el cual posteriormente le enseñaría todo acerca de las artes curativas y plantas medicinales.

En su adultez Asclepio se había convertido tan bueno en lo suyo, que incluso era capaz de devolver la vida a los muertos. Claro, esto le provocó un malestar a Zeus, ya que tenía miedo de que el Inframundo se quedase vacío… 

Del mismo modo que luego ocurriría con el rey Erecteo (en el templo del Erecteion de la Acrópolis), Zeus mató al dios de la sanación con un rayo. Así fue como este hombre ascendió a los cielos convertido en deidad, privando también a los helenos de sus poderes. A partir de este momento los enfermos tendrían que acudir a los Asclepion para rendirle culto al dios, esperando así que Aclepio pudiese ayudarles con sus problemas… 

Pero por suerte para nosotros, el legado de Asclepio continuó: 

El dios griego de la medicina y sus descendientes

Ya te he contado un poco la biografía de Asclepio, sin embargo ahora quiero hablarte acerca de su familia. Resulta que nos encontramos una cuantas curiosidades al respecto 🙂

Como no podía ser de otra manera, todo el entorno del dios compartía la misma dedicación:

Su mujer era la encargada de calmar el DOLOR, la cual curiosamente se llamaba Epione; su hija simbolizaba la PREVENCIÓN mediante la limpieza y la sanidad, y por cierto, se llamaba higiene (tachado) Higía; otra hija se llamaba Panacea, la cual se especializó en plantas medicinales hasta tal punto que inventó una poción que TODO lo curaba (¡que Panacea! jeje)

Cuántas casualidades juntas, ¿no crees?

Vamos con los hijos de género masculino:

Telesforo, era un enano que iba siempre con la cabeza cubierta y simbolizaba la CONVALECENCIA del enfermo y su recuperación; este último tuvo a Macaón y Podalirio, los cuales aparecen en la Ilíada de Homero como médicos y militares. Posteriormente serían considerados los dioses PROTECTORES de los cirujanos. 

Asclepio y la serpiente – Símbolo de la medicina

Además de ideas para términos que usamos hoy en día (nombres de los familiares en el apartado anterior), nuestro querido Asclepio también nos dejó el actual símbolo de la medicina: la serpiente.

¿Cómo o por qué sucede esto?

El culto a este dios llega a Atenas en el siglo V antes de nuestra era (cuando se construiría el templo de Asclepio de Atenas), trayendo también consigo el culto a este animal. De hecho se cuenta que las serpientes, al igual que los perros, ayudaban en el proceso de sanación lamiendo las heridas del enfermo.

El báculo o vara de Asclepio

simbolo de la mitologia griega y la antigua Grecia y sus templos y monumentos

La vara ha sido siempre un símbolo de la medicina como profesión, mientras que la serpiente simbolizaba el rejuvenecimiento, debido a su capacidad para mudar constantemente de piel. 

Es más, en otras culturas la serpiente se consideraba capaz de resucitar a los muertos, un poder privilegiado que compartía con Asclepio (lo cual por cierto le llevó a su tumba 🙁 Véase el apartado dedicado a este dios si aún no lo has hecho).   

Solo era cuestión de tiempo que ambos elementos se juntaran, dando existencia a una vara que TODO lo podria curar, y ¡hasta RESUCITAR!. Como no podía ser de otra manera… esto sucedió en las manos de Asclepio: el dios GRIEGO de la medicina jeje. 🙂

¡Enhorabuena viajer@ por leer hasta aquí! Sin duda estás preparándote genial para aprovechar al máximo tu visita a la Acrópolis de Atenas. Ya puedes saltar al siguiente monumento (el Templo de Atenea Niké) y seguir con nuestra visita virtual.

Mostrar más templos Más templos

Pero deja que te pida algo antes: Este proyecto requiere de un esfuerzo y dedicación titánicos (como Cronos jeje), por lo que me ayudarías muchísimo si me ayudases a darlo a conocer. Compártelo por favor en tus redes sociales y/o con tus familiares y amigos, de esta manera (y gracias a tu ayuda) podré llegar a mucha más gente interesada.